demofilo.com

  • Aumentar tamaño del tipo
  • Tamaño del tipo predeterminado
  • Disminuir tamaño del tipo
Inicio Literatura española Época medieval Primeras manifestaciones

Primeras manifestaciones

E-mail Imprimir PDF

PRIMERAS MANIFESTACIONES

image001

El período histórico conocido como Edad Media abarca desde el siglo V, con la caída del Imperio Romano, hasta finales del XV. La literatura medieval española comienza, en cambio, en los siglos X u XI, en los que aparecen unas cancioncillas líricas, intercaladas en poemas árabes o hebreos (moaxajas), en lengua romance. Estas cancioncillas breves reciben el nombre de jarchas.

España, que desde el siglo III era una de las provincias del Imperio Romano, acabó haciendo propias las cultura y la lengua de Roma, el latín. El paso de los siglos y los asentamien­tos de los pueblos bárbaros y musulmanes hacen que esta lengua vaya corrom­piéndose dando lugar a los idiomas castellano, catalán, gallego‑portugués y a los dialectos leonés y aragonés. Estas lenguas junto al francés, provenzal, italiano y rumano reciben el nombre de romances, románicas o neolati­nas.

Toda producción literaria está condicionada por los factores socio­políticos y culturales de cada época.

La sociedad española medieval estaba constituida por tres estamentos fundamentales: nobleza, pueblo y clero.

La nobleza se dedicaba a la guerra, en defensa de sus territorios, contra otros nobles o musulmanes. Su formación cultural es nula. La mayoría no sabe leer.

El pueblo, analfabeto y mísero, depende de los nobles hasta que en el siglo XIII empieza a independizarse, en las nacientes ciudades o burgos dando lugar, con el paso del tiempo, al nacimiento de una nueva clase social: la burguesía, dedicada a la artesanía y al comercio y más amante de la cultura.

Los clérigos La palabra clérigo quiere decir hombre culto , recluidos en el silencio de los scriptorium de sus monasterios, dedicados a la copia de manuscritos y al estu­dio, son los que salvan gran parte de la cultura clásica y la de su tiempo.

Este es el primer balbuceo de la lengua castellana:

origen_castellanoCono aujtori de nuestro

dueno, dueno Xristo, dueno

salbatore qual dueno

get. ena honore. e qual

dueno tienet. ela

mandatjone. cono

patre cono spiritu sancto

enos sieculos. de lo siecu

los. facanos deus omnipotes

tal serbitjio fere. ke

denante ela sua face

gaudioso segamus. Amen

 

Con la ayuda de nuestro Señor Don Cristo Don Salvador, Señor que está en el honor y Señor que tiene mandato con el Padre con el Espíritu Santo en los siglos de los siglos. Háganos Dios omnipotente hacer tal servicio que delante de su faz gozosos seamos. Amén.

Este breve texto nos presenta la primera vez que el castellano (palabras en romance que hoy conocemos como castellano) va más allá de unas palabras aisladas. Todas aquellas glosas que se encuentran en libros del Monasterio de San Millán de la Cogolla se denominan glosas emilianenses, y las de los libros del Monasterio de Santo Domingo de Silos son conocidas como glosas silenses, estas últimas algo posteriores.