demofilo.com

  • Aumentar tamaño del tipo
  • Tamaño del tipo predeterminado
  • Disminuir tamaño del tipo
Inicio Textos de los alumnos
Textos de los alumnos

La cabina de Soto de la Barca

E-mail Imprimir PDF
     Ella me protegió de todo mal, de tal forma que me fue casi imposible adaptarme a la cruda e incomoda realidad sin su presencia y amparo. Ella era el tesón y el trabajo personificados. Poco había en la casa; no obstante, ella se encargó de que nada me faltara. Asistía para que yo realizara una actividad homónima en un colegio de paga cuando estas instituciones eran poco menos que prohibitivas para aquellos que tuvieron la mala suerte de residir a izquierdas de otros. Recorría de madrugada varios kilómetros de sueño diarios para que yo me despertara con un desayuno de profusos y suculentos churros del que otros niños vecinos no podían disfrutar.
Última actualización el Martes, 14 de Septiembre de 2010 09:20 Leer más...
 

El vendedor molesto

E-mail Imprimir PDF

     Todas las tardes se apostaba un minusválido que vendía cupones a la entrada del hotel, justamente por debajo de las escaleras que daban acceso al hall. Me percaté, en nuestra segunda jornada de estancia, que él era el responsable del insoportable olor a puro que emponzoñaba el entorno. Hasta entonces, yo, razonaba que el denso tufo debía de provenir de alguna de las habitaciones contiguas; pero no, procedía de la misma calle en donde se asentaba el vendedor. Su mal arrojo consentía dos opciones: respirar dentro, y con la puerta debidamente cerrada, el aire acondicionado o soportar el que condicionaba en el exterior. Confieso que mi irritabilidad iba en aumento, ya que al padecer simultáneamente rinitis y sinusitis mi respiración se tornaba intensamente dificultosa; esto me proveyó de los debidos malos pensamientos, en los que me advertía arrojando algún contundente objeto o incluso escupiendo al desdichado fumador. Asimismo, en tanto mascaba el miasma, me llegó el recuerdo de un desalmado comentario que escuchaba en mi niñez cuando cualquier deficiente contravenía alguna norma: “ya, pero fumar y joder saben todos”. Lo cierto es que me abstuve de ejecutar un menudo disparate y condescendí en que continuara perpetrando ambas actividades. 

Última actualización el Martes, 13 de Julio de 2010 19:13
 

Ella.......sencillamente blues

E-mail Imprimir PDF

Aquella noche, te presentabas de nuevo...

 Tan engalanada para la ocasión... 

Portando esa  elegancia y resonancia...

Habituales en ti...

Dignas del imperio de tu caja...

 

Última actualización el Sábado, 19 de Junio de 2010 22:48 Leer más...
 

Una pequeña muestra de asturiano

E-mail Imprimir PDF

PA TERESINA GONZÁLEZ

Tráyote’l cabás Teresa,
cola moñeca de trapu,
cuantayá, frañera encesa,
que-yos devolviera’l Papu.

El mio versu, si te peta,
escribayao en ringleres.
Una muesa, d’escoyeta,
del maxín a sos deleres.

Alcordances del collaciu
de guedeyes de panoya
que mudó a mayor, con xaciu,
sin escaecer la troya.

Última actualización el Miércoles, 09 de Junio de 2010 08:53 Leer más...
 

Trabajo sobre el olvido

E-mail Imprimir PDF

Se me ha olvidado hacer el trabajo.

Última actualización el Jueves, 20 de Mayo de 2010 08:40
 


Página 1 de 7